Mi bebé y yo

Cómo adelantar el parto: los mejores consejos

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Algunas mujeres que están en el último trimestre de embarazo quieren saber cómo adelantar el parto por varios motivos: sienten molestias, tienen previsto un viaje, han rebasado las cuarenta semanas de gestación, están nerviosas o estresadas, etc. ¡Te contamos los mejores consejos para adelantar el parto!

En primer lugar, debes saber que la mujeres están biológicamente hechas para tener embarazos de cuarenta semanas de gestación, equivalentes a nueve meses. Así que, para saber cómo adelantar el parto, deberíamos estar hablando de un embarazo que ha llegado a su última semana, para asegurar tanto la salud del bebé como de la madre. En los embarazos difíciles o en los que la salud de la madre o el feto esté en peligro, será el médico el encargado de decidir sobre la cuestión de adelantar o no el parto.

(Te interesa: Tipos de parto)

Te revelamos cómo adelantar el parto

El ejercicio físico es un remedio natural y efectivo para adelantar el parto. En este sentido, conviene saber que los nervios y el estrés provocan la producción de adrenalina, una sustancia que dificulta o impide la aparición de contracciones. Por lo contrario, los ejercicios de respiración, el yoga, los paseos, las tareas domésticas y cualquier actividad contraria al sedentarismo estimularán la producción de oxitocina, el correcto posicionamiento del bebé, así como la relajación y apertura del canal del parto.

Es importante no excederse con el ejercicio físico para evitar lesiones, agotamiento y el efecto contrario: la producción de adrenalina y el retraso del parto. Por este motivo, es tan aconsejable practicar pilates, yoga, danza u otras actividades que combinan la relajación con el ejercicio.

(Te interesa: ¡Prepárate para el parto con Chi Kung y Taichi!)

Más remedios caseros para adelantar el parto

En segundo lugar, también suele aconsejarse el consumo de ciertos alimentos. Las especias y la comida picante pueden provocar acidez o ardor de estómago, pero también se dice que estimulan el movimiento de los intestinos y, con él, la llegada del parto.

La piña, el jengibre, la albahaca o el orégano también se asocian con la inducción del parte, aunque científicamente no se ha demostrado que ninguno de los alimentos mencionados provoquen el parto de forma más o menos directa.

Otro consejo se basa en esperar al cambio de ciclo lunar. Como también se oye a menudo, los días y las noches en los que hay luna llena, nacen muchos más niños. Pero se trata de otro dato que no se ha podido demostrar científicamente.

Por último, hemos dejado para el final el método más placentero y divertido: hacer el amor. Al igual que el ejercicio físico, el sexo aumenta los niveles de oxitocina. Si hacer el amor es un poco difícil cuando el embarazo llega a sus últimas semanas, puedes recurrir a la estimulación de las zonas erógenas y los juegos eróticos que más os apetezcan.

(Te interesa: Parto rápido: ¿de qué depende?)

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)