Mi bebé y yo

Alarmantes estadísticas: porcentaje de cesáreas en centros públicos versus privados

( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

El número de cesáreas realizadas en España supera con creces las recomendaciones de la OMS. Esto es especialmente llamativo en la sanidad privada, donde las probabilidades de dar a luz por cesárea aumentan alarmantemente. Son datos obtenidos por Mi bebé y yo, a través de una encuesta realizada a más de 1.800 mamás.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que el porcentaje ideal de cesáreas no debe superar el 10-15% del total de nacimientos, y que debe limitarse a las estrictamente necesarias e justificadas, con el fin de evitar riesgos para la salud del recién nacido y de la madre.

Sin embargo, en los últimos años, este porcentaje aceptable del recurso al nacimiento mediante intervención quirúrgica ha ido aumentando exponencialmente, situándose en la actualidad en el 25% del total, si nos remitimos a datos de nuestro país.

El caso español no es ninguna excepción, si nos atenemos a los datos de otros países de nuestro entorno, aunque, en esta ocasión, nos ceñiremos a la situación que nos toca más de cerca. 

nacimiento cesarea
Nacimiento por cesárea 

Con el objetivo de valorar la situación actual en España sobre las características del tipo de parto, tanto en la sanidad pública como en la privada, Mi bebé y yo ha realizado una encuesta a una muestra representativa de embarazadas y madres de toda España.

A continuación, te ofrecemos los datos y las conclusiones más relevantes.

(Te interesa: Por qué las cesáreas aumentan por la noche)

Muestra y tipología de las participantes 

Los datos que te ofrecemos a continuación han sido extraídos de la encuesta de Mi bebé y yo efectuada en 2018 a una muestra de 1.847 participantes, 938 de las cuales eran embarazadas primerizas en el momento de realizar la encuesta; 284 eran embarazadas no primerizas; 473, madres primerizas; y 152, madres no primerizas.

En el caso del tema que nos ocupa, la pregunta sobre el tipo de parto de las participantes se realizó únicamente, como es lógico, a las que ya habían dado a luz a sus bebés. 

Cabe destacar que esta misma encuesta se realizó en 2017 a una muestra de 732 embarazadas y madres. 

Se reducen las cesáreas en la sanidad pública

Los datos obtenidos ponen de manifiesto que, en 2018, se revierte la tendencia del número de cesáreas totales practicadas, con respecto a 2017.

Si bien, en 2017, el porcentaje de cesáreas practicadas era del 30% (según datos obtenidos también a través de una encuesta realizada por Mi bebé y yo), en 2018 este porcentaje desciende al 25%, frente al 75% de partos vaginales.

No obstante, si desglosamos los datos entre la sanidad pública y la privada, los porcentajes varían significativamente.

En la sanidad pública, el 79% de los partos son vaginales, contra el 21% de cesáreas.

parto publica grafico

Por su parte, en la sanidad privada, los partos por cesárea alcanzan prácticamente el 41%, contra el 59% de partos vaginales. Se trata de un dato muy destacable, ya que más de uno de cada tres nacimientos acaban en cesárea en la sanidad privada. Desde luego, una cifra muy alejada de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

parto privada grafico
Fuente: encuesta de Mi bebé y yo 

(Te interesa: El tipo de parto altera la microbiota del bebé)

¿Por qué en la privada se practican casi el doble de cesáreas que en la pública?

Los datos confirman que el recurso a la cesárea en la sanidad privada es mucho mayor que en la pública. En este sentido, el propio presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), Txantón Martínez-Astorquiza, también es de la opinión de que en España no se están respetando las tasas de cesáreas recomendadas por la OMS, ni en la sanidad pública ni en la privada.

¿Las razones? No se especifican exactamente, pero diferentes especialistas indican que podría deberse a un conjunto de motivos:

  • La mayor posibilidad de elección y programación en la sanidad privada por parte del equipo médico y de la propia paciente.
    En este sentido, existe una tendencia más o menos generalizada a pensar que la cesárea comporta menos riesgos que un parto, o bien que se trata de una opción "más rápida y fácil" que el parto por vía vaginal.
    Lejos de ser así, los especialistas advierten de que la cesárea es una intervención quirúrgica en toda regla, con los riesgos y las posibilidades de complicación que cualquier operación entraña. Además, el posoperatorio y la recuperación de la cesárea suelen conllevar una carga mayor para la nueva mamá.
  • El aumento de partos gemelares y múltiples, a raíz del incremento de los tratamientos de fertilidad. Un número considerable de estos tratamientos se realizan en la sanidad privada.
  • El incremento de la maternidad tardía en España, principalmente a causa de las dificultades para conciliar trabajo y familia. En los últimos años, el retraso de la maternidad cada vez resulta más evidente. Por lo tanto, también aumentan los embarazos de riesgo asociados a la edad de la madre, que en muchas ocasiones acaban en cesárea.
  • La alerta de los profesionales ginecólogos y obstetras ante el aumento de las denuncias por mala praxis en el parto. La excesiva presión a la que se ven sometidos los profesionales les llevaría a no arriesgarse a un parto vaginal que pueda comportar cualquier complicación. 

Por el contrario, respecto a 2017, se ha reducido el número de cesáreas practicadas en la sanidad pública, quizás, debido a una revisión de los protocolos, a la insistencia de la OMS de evitar las cesáreas que no estén plenamente justificadas, o incluso a las consecuencias de la crisis económica que afecta especialmente a la Sanidad en los últimos años.

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)