Mi bebé y yo

Parto inducido: ¿cuándo es necesario?

( 20 votos) load
facebook twitter whatsapp

En ausencia total de contracciones, el parto puede ser inducido artificialmente mediante el uso de medicamentos. Estos fármacos provocan las contracciones y se introducen en la vagina en forma de gel o de sonda.

En algunos casos, ocurre que el pequeño no se presenta puntualmente a la fecha prevista para el momento del parto. Cuando esto sucede, es posible esperar durante unos días a que se produzca el parto espontáneamente. Sin embargo, de no ser así, puede ser necesario "darle un empujoncito" y recurrir al parto inducido. Pero ¿cuándo es necesario verdaderamente el parto inducido? ¿Y cómo se provoca el parto?

Cuándo es necesario el parto inducido

El parto inducido es necesario cuando:

- La gestante sufre enfermedades que pueden repercutir en la funcionalidad de la placenta. Tal es el caso de la hipertensión, las enfermedades renales, etc. También en el caso de gestosis o diabetes, siempre y cuando no exista sufrimiento fetal (en tal caso debe recurrirse a la cesárea).

(Te interesa: Tensión alta en el embarazo: causas y tratamientos)

- Antes del término del embarazo, se advierte a través de una ecografía, una reducción de la cantidad de líquido amniótico.

- Alrededor de la semana número treinta y dos de embarazo, se observa que el feto ya ha crecido bastante y corre el riesgo de ser demasiado grande al término del embarazo.

- A pesar de haber transcurrido 24-48 horas desde la rotura de la bolsa amniótica, el parto no comienza espontáneamente.

- La gestación se prolonga más de 42 semanas.

Cómo se provoca el parto inducido

Existen diferentes formas de provocar un parto inducido. Te explicamos cada una de ellas.

Gel de prostaglandinas

Casi siempre se recurre a un gel a base de prostaglandinas, que se introduce mediante una jeringa sin aguja. Se trata de una operación indolora. Se le practica una primera aplicación y, si al cabo de 6-8 horas, no se inicia el parto, vuelve a repetirse.

Es frecuente que la operación deba repetirse de tres a nueve veces. Aunque resulte estresante para la madre, no comporta ningún riesgo ni para ella ni para el pequeño.

(Te interesa: Cuánto dura el parto)

induccion prostaglandinas

Oxitocina sintética

Otra técnica para provocar el parto inducido es recurrir a la oxitocina en forma sintética. Se trata de una hormona producida de manera fisiológica durante el parto por la hipófisis que provoca las contracciones del útero.

La oxitocina sintética suele utilizarse cuando el gel de prostaglandinas no produce efecto. También se recurre a ella cuando el parto, tanto si es inducido como si no, es lento y se produce una dilatación inferior a un centímetro por hora, o bien si la dilatación se bloquea.

Ruptura de las membranas

Otra posibilidad para inducir el parto es la amniorrexis. Es decir, la ruptura de las membranas en las que el niño está envuelto. Esta operación la practica una matrona con una especie de ganchito de plástico.

Esta maniobra es indolora y la salida del líquido amniótico que se produce tras la ruptura puede facilitar el parto. Solo se recurre a ella una vez conseguida una dilatación de tres o cuatro centímetros y se produce alguna contracción, aunque sea débil.

(Te interesa: Contracciones de parto: cómo reconocerlas)

Separación de las membranas

El parto inducido también se puede provocar separando las membranas. La efectúa el obstetra o bien la matrona durante una de las exploraciones normales que se hacen en la clínica o en el hospital en caso de parto inducido o cuando éste se produce con mucha lentitud.

La separación de membranas consiste en introducir el dedo índice en el cuello del útero hasta llegar al saco amniótico. Es ahí donde se efectúa una rotación para conseguir que se separe unos pocos milímetros del útero y se inicie el parto.

Esta técnica no es dolorosa y con ella se obtienen buenos resultados en un 30% de los casos, sobre todo, cuando se ha superado el término prevista.

(Te interesa: Vídeo de un parto natural: ¡impresionante!)

parto fases metodos

Duración de un parto inducido

Muchas futuras mamás se preguntan si el parto inducido será más largo y doloroso que un parto no inducido. Sin embargo, cada parto es distinto y pueden darse casos de partos naturales, sin inducir, que se alarguen más que uno inducido.

Sin embargo, sí que hay una cosa cierta y es que los partos inducidos parecen que sean más largos porque el cuello del útero tarda más en dilatarse, incluso hasta 12-24 horas. De ahí, que muchas mamás tengan la percepción de que su parto inducido es mucho más largo, cuando, en realidad, en parto en sí no ha comenzado.

Otra de las grandes diferencias entre el parto inducido y el no inducido, que no tiene relación con la duración sino con el dolor, es que, en el primer caso, la anestesia epidural suele administrarse cuando la dilatación ha alcanzado los tres centímetros. Sin embargo, en el caso de parto no inducido, suele administrarse cuando la dilatación es de cinco centímetros.

Experiencias de parto inducido

Son muchas las famosas embarazadas que deciden programar su parto, bien porque les resulta mejor para ellas o bien porque así se pueden compaginar con sus parejas.

Tal es el caso, por ejemplo, de Sara Carbonero cuando dio a luz a Lucas, uno de sus hijos. Según se hicieron eco en su día algunos periódicos, Sara Carbonero ya había salido de cuentas pero el bebé aún no quería nacer. El padre, el conocido portero de fútbol, Iker Casillas, quería estar presente en el parto y, como a los pocos días tenía un partido de Eurocopa, decidieron inducir el parto y tener al bebé.

Otro caso es el de la cantante colombiana Shakira. El escándalo estalló cuando su pareja, Gerad Piqué, escribió en su cuenta de Instagram "este martes nacerá nuestro primer hijo". Y es que Shakira tenía cita para programar el parto por cesárea.

Sin embargo, uno de los episodios más sonados relacionado con la inducción del parto se dio en nuestro país cuando muchas mamás solicitaron adelantar el parto para cobrar la ayuda de 2.500 euros por hijos que daba el Gobierno antes de que finalizara el año 2011. Los centro hospitalarios, incluso, llegaron a denunciar públicamente que habían muchas las peticiones de mujeres que, con ocho meses y medio de gestación, había solicitado la inducción del parto para poder cobrar esta ayuda.

(Te interesa: Piden adelantar el parto para cobrar el cheque-bebé)

Y tú, ¿has tenido un parto inducido? ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¡Compártelo con otras mamás!

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (5)

El pasado 13 de octubre di a luz a mi peque por parto inducido, y la verdad es que mi experiencia fue bastante buena. El viernes 12 por la mañana rompí aguas, al medio día fui al hospital y tras valorarme y controlarme por monitores, sobre las 15 hrs decidieron ponerme un tampón de prostaglandinas (ya que tenía el cuello del útero blando pero no borrado), comenzó a hacerme efecto enseguida y al cabo de las 8 horas ya había dilatado y me puse de parto sin necesidad de recurrir a la oxitocina, mi bebé nació de madrugada a la 1,30 de la mañana, parto natural y sin necesidad de episotomia. He de decir que la prostagaldina no hace el mismo efecto en todas las mujeres, según me explicó la matrona puede tardar casi 12 horas o no hacer efecto y tener que volver a ponerlo, pero yo lo recomiendo porque las vibraciones son más suaves y naturales que empezar directamente con la oxitocina, aunque el parto se alargue un poco más.
Voy a ser un poco bruta pero la separación de la membrana, que creo que se llama la maniobra de hamilton, ES DOLOROSA!! Me la hicieron 2 veces en las 2 semanas previas a la inducción, y pasé esas 2 semanas sin casi moverme por el dolor que me provoco de forma continua, y fue para nada!!!
A mi tambien me lo tuvieron que inducir por que ya estaba en la semana 42 y por lo visto los medicos me decian que no se le veian intensiones o ganas de querer salir por que no dilataba de mas 3cm de ahi no pasaba y pues me lo tuvieron que inducir poniendome prostaglandina algo asi en el suero. y de ahi desencadenaron los dolores de 2 a 3 horas con contracciones que hiban aumentando conforme pasaba el tiempo y zas directo a sala de expulsion que nace mi beba sana gracias a dios y hermosa.
Invitado - mamacarlitos
A mí me indujeron el parto,por pasarse de fechas.Recuerdo que iba muy asustada,como oveja llevada al matadero,pero al final todo salió perfecto gracias a Dios.Ingresé un domingo por la noche,a la mañana siguiente me pusieron un tampón con prostaglandinas en el cérvix,a las 12h,empecé con ligeras contracciones,pero bastante fuertes,y se fueron incrementando cada vez más y más rápidas,A las 6 de la mañana ya estaba de 10 cm,y a empujar.Todo fue muy bien,pero el caso de una chica, íbamos acompasadas en ecografías y demás,cuando a mí me pusieron el tampón,a ella también,íbamos juntas a monitores,compartimos nuestras últimas horas de embarazada,pero a ella no le fue tan bien,y como no dilataba más de 2cm en 12h,le hicieron cesáreas.La pobre estaba fatal,embarazada de 42 semanas y pico,12h con contracciones y al final a quirófano.
Invitado - marialiaño
Estoy embarazada de mi tercer hijo y en los dos anteriores me lo tuvieron que inducir, 1º porque llegue a la semana 42 y el 2º por tener la cantidad de liquido amniotico justita.