Mi bebé y yo

Parto sin dolor y parto provocado: pros y contras

( 6 votos) load
facebook twitter whatsapp

Existen varias técnicas de parto cuya función es la de acelerarlo cuando es necesario, anular la percepción del dolor, o bien, en el caso de la cesárea, hacer que el niño nazca por una vía alternativa a la vaginal. ¡Conoce sus pros y sus contras!

El parto provocado y el parto sin dolor son dos técnicas de parto que tienen como objetivo acelerar la duración del parto. Si bien no se trata de técnicas peligrosas, el ginecólogo las realizada con la máxima atención, ya que tampoco son naturales.

El riesgo tanto del parto provocado como del parto sin dolor es el de provocar contracciones excesivas, que a su vez pueden conducir al sufrimiento fetal. Cuando el útero presenta cicatrices debidas a una cesárea anterior o a otras intervenciones, el riesgo aumenta y la vigilancia debe ser continua.

Conoce los pros

Las ventajas de estas dos técnicas de parto son, principalmente, dos:

- El trabajo de parto se acorta, por lo cual se sufre durante un período más breve.

- Es posible establecer con anticipación el día del parto.

Los contras de estas técnicas

Sin embargo, estas dos técnicas también tienen sus inconvenientes, que hay que tener en cuenta a la hora de optar por una de ellas.

- Las contracciones son más fuertes y, en consecuencia, más dolorosas.

(Te interesa: Contracciones de parto: cómo reconocerlas)

- El parto no sigue su curso natural.

- Se precisa un control médico continuo y más riguroso, por lo que la madre está obligada a permanecer en la cama durante toda la duración de la fase de dilatación y a ser monitorizada para controlar las contracciones y el ritmo cardíaco del feto.

 

Te puede interesar

Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (5)

Mi primer embarazo había sido muy marcado por el dolor así que el estar embarazada eran sentimientos encontrados por un lado el poder estar viviendo esa gran maravilla y por otro el miedo al dolor a la hora del parto, cuando me aconsejaron este método [url="http://www.universiaglobal.com/salud03.htm"]http://www.universiaglobal.com/salud03.htm[/url] no fui muy crédula, sin embargo empecé a prepararme física y mentalmente para ese momento tan temido y tan esperado y ahora no me arrepiento ya que realmente fue efectivo, mi parto fue sin dolor, doy gracias ya que no solo pude disfrutar de mi embrazo sino de la maravilla de recibir a mi segundo bebe.
Cuantas mujeres desearían tener un parto sin dolor, creo que todas, yo les digo que mi hija de 25 lo ha conseguido, usado un programa natural que lo explica todo paso a paso, pueden verlo en http://remediemos.com/salud09.htm afortunadamente mi nieta nació bien y sin complicaciones, es un método eficaz y natural, mejor que las epidural, lo aconsejo chicas.
Invitado - invitado
Cada decisión debe ser basada en un equilibrio entre riesgos y beneficios. Cuando se programa una cesárea no suele tenerse en cuenta las ventajas de esperar las contracciones, incluso aunque se termine haciendo cesárea. Tiene muchas ventajas esperar el inicio de un trabajo de parto: Las contracciones adelgazan el segmento inferior (donde se hace la incisión) y en consecuencia la recuperación es mas rápida. El trabajo de parto libera hormonas que impregnan al bebé y le preparan para su vida fuera del útero.
Invitado - invitado
Las contracciones disminuyen la posibilidad de que el bebé tenga los problemas respiratorias que padecen muchos bebés nacidos por cesárea (no solamente tras el nacimiento sino toda su infancia). Las mujeres que experimentan trabajo de parto tiene una incidencia menor de depresión post parto. Las contracciones estimulan otra hormona: (oxitocina) conocida como "la hormona del amor"… que preparan a la madre para establecer un intenso vínculo amoroso con su bebé y hará todo por su bienestar.
Invitado - invitado
Las endorfinas relajan a la mamá y le ayudan a hacer frente a todo que queda en las horas posparto y en lo sucesivo. No puedes aprovecharlas si no pagas "el precio" de gastar energía en el trabajo de parto debido al hecho que las endorfinas son un resultado del gasto físico -aguantar cirugía mayor es un gasto físico (por supuesto!) pero es pasivo- y las endorfinas vienen como premio par el gasto activo. Esperando las contracciones aseguras que tu bebé está realmente listo para nacer (puedes evitar la posibilidad de un bebé prematuro o simplemente un bebé que necesito un poco mas tiempo). Tú vas a ser una participante en el nacimiento en vez de ser una espectadora.