Buenos días, soy la madre de una niña que ahora tiene 21 meses. Desde que tenía unos siete meses, sufre de lengua geográfica. La pediatra me dijo que no me preocupara, pero se muestra siempre muy evasiva ante nuestras preguntas. Me gustaría saber qué es exactamente la lengua geográfica, cuáles son sus causas y el tratamiento más adecuado para que se le cure, si es que se cura. Gracias de antemano. Saludos cordiales, Rosa.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

En primer lugar, es importante dejar claro que la lengua geográfica puede ser un fenómeno benigno, normal en algunos niños, y que, sin embargo, en otros casos, puede tratarse de un trastorno que hay que tratar debidamente.

Si se trata del primer caso, es decir, si se trata de un fenómeno benigno, la lengua geográfica puede ser una variante de la lengua normal. ¿Qué quiere decir esto? Que algunos niños tienen la lengua geográfica, por una cuestión constitucional y, en este caso, se trataría de un fenómeno totalmente benigno, por lo que no se debe actuar.

Pero también puede suceder que, en algunos casos, la lengua con estas características lesiones y manchas puede depender de una alergia alimentaria o puede ser una molestia relacionada con la dermatitis atópica.

(Te interesa: Dermatitis atópica: cuidados básicos)

En otros casos, la lengua queda así, después de un episodios agudo de infección de herpes en la boca con lesiones aftosas o después de una estomatitis micótica.

(Te interesa: Aftas del bebé o llagas en la boca: qué hacer)

En los niños que viven en condiciones de severa carencia nutricional, la lengua geográfica también puede ser síntoma de falta de vitamina B.

Cómo se manifiesta la lengua geográfica

La lengua geográfica se manifiesta con unas manchas rojas que aparecen a lo largo de toda la superficie de la lengua, que destacan netamente sobre el color del fondo. En muchos casos, estas manchas se superponen unas a otras, dando a la lengua el aspecto de un mapa geográfico, de ahí su nombre.

No causa dolor o molestia al niño, ni modifica su sentido del gusto. Puede durar meses o años y es recurrente. El fenómeno se presenta más fácilmente en los niños menores de seis años.

Síntomas de la lengua geográfica

En la lengua del niño aparecen manchas gruesas y blanquecinas, alternadas con manchas enrojecidas o rosadas que parecen carentes de piel: es la glositis, es decir, inflamación de la lengua. La posición de las manchas cambia con los días y, a veces, hasta en pocas horas. Se curan espontáneamente, pero aparecen de nuevo en otros puntos y, por ello, se define como benigna (porque no necesita tratamiento: desaparece de la misma en que ha aparecido); y migratoria (que cambia de lugar).

Causas de la lengua geográfica

Como ya hemos explicado anteriormente, las causas de esta alteración pueden ser muchas, pero lo que sí se sabe es que la lengua geográfica, en el caso de que no se deba a causas fisiológicas, puede durar algunas semanas. Los médicos la definen como "eritema migratorio", porque, con el paso de los días, las manchas se "desplazan" de una zona a otra de la lengua.

Cómo tratar la lengua geográfica

Tanto si se debe a causas fisiológicas o no, la lengua geográfica no requiere ningún tratamiento, ya que las manchas y la irritación desaparecen de forma espontánea con el paso del tiempo. Además, es totalmente inocua, es decir, no provoca dolor ni molestias al niño. En algunos casos, se indica un tratamiento a base de vitaminas, pero no sirve para nada.

(Te interesa: Molestias en la lengua del bebé: cuándo acudir al pediatra)

 

 

 

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar