Tengo una niña de 8 meses y medio que se pone de pie en la cuna desde hace un mes y sienta bien el pie. Lo que quiero saber es si la pongo en el taca taca puede ser perjudicial para los pies o si se le pueden doblar las piernas.

Respuesta de Dr. Luis González Trapote

No hay evidencias de que el uso del “taca-taca” provoque alteraciones de los pies, de las caderas o de la alineación de las extremidades inferiores. Sí que hay evidencia de que es responsable de accidentes, algunos graves. Un alto porcentaje de pediatras no recomiendan su uso. También es bueno saber que no tiene ninguna utilidad para aprender a andar. Parece más lógica la utilización de una manta en el suelo en un sitio libre de riesgos.
Luis G. Trapote

..........

Uso del taca taca: ¿es bueno o malo para tu bebé?

El taca-taca, tacatá o andador, es un artilugio que permite al bebé desplazarse en posición erguida, por medio de unas ruedas. Sin embargo, los pediatras no suelen recomendar el uso del taca-taca para estimular los primeros pasos del niño. ¿Por qué?

El taca-taca está provisto de un asiento, montado sobre un soporte provisto de ruedas, donde el bebé se sienta. De esta manera, impulsándose, el pequeño logra desplazarse sobre el taca-taca, aunque todavía no sepa caminar solo. A priori, podría parecer un buen recurso para estimular los primeros pasos del niño, una vez que ya es capaz de permanecer erguido con ayuda y de realizar los movimientos con las piernas que darán origen a los primeros intentos de caminar. Sin embargo, la Asociación Española de Pediatría no recomienda su uso, puesto que podría interferir en el proceso natural de los primeros pasos, ralentizando así el desarrollo psicomotor del pequeño.

(Te interesa: Andadores para el bebé, ¿son perjudiciales?)

Los peligros del taca-taca

  • El principal peligro del taca-taca es el riesgo de caída, al tratarse de una superficie más bien inestable, que podría volcar en caso de que el niño tropezase con un objeto, o bien tomase un impulso excesivo. Al quedar “atrapado” dentro del andador, el niño podría golpearse la cabeza y hacerse daño.
  • Asimismo, el taca-taca, obliga al niño a “caminar” de forma anómala, sobre las puntas de los pies, hábito que puede llegar a ser difícil de eliminar más tarde.
  • Los andadores “antivuelco” evitan que el niño pueda experimentar alguna caída, experiencia que también es necesaria para el desarrollo psicomotor.
  • El taca-taca también puede interferir en el gateo, un paso que, si bien no dan todos los bebés, es bueno y necesario para preceder al acto de caminar.
  • Por otro lado, cuando el niño ya ha aprendido a dar sus primeros pasos, puede ser más útil y menos perjudicial utilizar un juguete correpasillos, que estimula el desplazamiento.
  • No obstante, si el taca-taca se usa esporádicamente, durante cortos períodos de tiempo y bajo la supervisión de los papás, puede ser de ayuda en algunas situaciones.
Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar