Receta de Papilla de kiwi y manzana

Receta de Papilla de kiwi y manzana para bebés
1 Comentarios Comentar
( 1 voto) load
facebook twitter whatsapp

Las frutas son los primeros alimentos que se introducen en la dieta del bebé, entre los cuatro y los seis meses, cuando el pequeño deja de tomar únicamente leche materna. El sabor dulce y agradable de las frutas las convierte en un alimento ideal para preparar los primeros purés y papillas del bebé, que suele aceptarlos con agrado.

Entre las primeras frutas que el pediatra aconseja introducir en la dieta del niño se encuentran la manzana, la pera y el plátano, porque son fáciles de digerir, tienen una textura agradable y un bajo riesgo de causar alergias al pequeño. Otras frutas, como el kiwi, el melocotón, las fresas y las frutas tropicales, se introducen en la alimentación del niño más adelante, entre los 10 y los 12 meses o, si el pediatra lo indica, hasta pasado el año de edad.

(Te interesa: Cómo introducir las frutas en la dieta del bebé)

Entre las muchas opciones de recetas de papillas de frutas para el bebé, hay algunas combinaciones muy sencillas de hacer, que suelen gustar mucho a los niños por su sabor y, además, les aportan muchas vitaminas y nutrientes. Es el caso de esta sabrosa receta de papilla de kiwi y manzana para bebés de 10 a 12 meses de edad. ¡Fácil de preparar y muy apetitosa!

Ingredientes
  • 1/4 de kiwi pelado y maduro.
  • 1/4 de manzana pelada y madura.
Preparación
  1. En primer lugar, triturar el kiwi.
  2. A continuación, pasar el kiwi por un tamiz fino para separar las semilla negras.
  3. Para finalizar, triturar la manzana y mezclarlo todo.

Propiedades de la manzana

La manzana es la fruta más consumida en muchos países. Prácticamente, no contiene proteínas ni grasas y, en cambio, aporta una importante cantidad de carbohidratos y de sales minerales, especialmente, potasio. La riqueza en vitaminas del grupo B confiere a la manzana algunas propiedades muy interesantes: la vitamina B1 ayuda a combatir el cansancio, la irritabilidad y la inapetencia, mientras que la vitamina B2 hace de la manzana una fruta protectora de las mucosas intestinales y orales.

También los ácidos orgánicos (sobre todo, el ácido cítrico y el ácido málico), de los que la manzana es extremadamente rica, desarrollan una acción beneficiosa: facilitan los procesos digestivos y ayudan a mantener el justo grado de acidez en el organismo. Todos estas características la convierten en una fruta con muchas propiedades para los niños, por lo que constituye uno de los primeros alimentos que se introducen en la dieta del bebé, cuando el pequeño deja de tomar únicamente leche. 

Por último, un dato sobre la fibra: es bastante abundante y constituye la base del poder laxante de las manzanas cocidas, lo que la convierte en un alimento ideal para tratar el estreñimiento infantil o para convertirse en uno de los platos estrella de una dieta blanda.

(Te interesa: Estreñimiento en niños)

También te interesará:
Pasta con lechuga y patatas
Pasta con lechuga y patatas
(5 votos)
Cocer al vapor cuatro hojas de lechuga y la media patata cortada en dados. Triturar todo junto con el caldo y añadir la pasta que habremos cocido en un recipiente aparte. La lechuga en l...
Fresones en copa
Fresones en copa
(1 votos)
Para empezar, lavar bien la fruta (la manzana y los fresones). A continuación, pelar y trocear la manzana. Limpiar los fresones y partirlos por la mitad. Batir la fruta junto con la leche...
Uva con naranja
Uva con naranja
(2 votos)
Pelar y quitar las pepitas de los granos de uva. Ponerlas en una copa, rociarlas con el zumo de naranja y espolvorear con el azúcar. Introducir la copa en el frigorífico durante...
Fideos de cabello de ángel con carne
Fideos de cabello de ángel con carne
(2 votos)
Para empezar, sumergir el tomate durante algunos segundos en agua hirviendo. Una vez haya finalizado la cocción, pelarlo y pasarlo por el pasapurés. En un recipiente, preparar la sa...
Fideos de ángel con tomate
Fideos de ángel con tomate
(8 votos)
Para empezar, pelar el tomate (es preferible que esté maduro) y cortarlo a trocitos. A continuación, añadir la albahaca y la cebolla trituradas, el aceite de oliva y una pizca...
Y tú ¿Qué opinas?
Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS ¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)